VIAJAR DURANTE LOS TRATAMIENTOS DE QUIMIOTERAPIA

VIAJAR DURANTE LOS TRATAMIENTOS DE QUIMIOTERAPIA

Estos días de verano es habitual que en la Consulta me preguntéis si os podéis ir de vacaciones. Lo cierto es que si no lo preguntáis vosotros, soy yo la que os pregunta para cuando las vacaciones. Y es que estar en tratamiento con quimioterapia u otra terapia para el cáncer, aún si es intravenosa, no significa que no puedas intentar normalizar tu vida y la de los tuyos lo más posible. De esta forma podrás salir a cenar con amigos, asistir a reuniones familiares, hacer algún viaje y hasta irte de vacaciones.

Si consideramos que el cáncer es una enfermedad crónica, es importante que pese a los tratamientos y pruebas diagnósticas que haya que realizar, la vida del paciente y la de su familia, sigan adelante con la mayor normalidad posible.

Mantener vida social es saludable para la mente y las emociones e irse de vacaciones o escaparse unos días a la playa o la montaña, permitirá tomar fuerzas para seguir adelante.

Os detallo a continuación algunos consejos para poder realizar un viaje durante un tratamiento oncológico:

  • Si estas de baja laboral, coméntalo primero con tu médico de cabecera para que te dé el permiso correspondiente
  • Habla con tu oncólogo para decidir el mejor momento para realizar el viaje y así interrumpir lo menos posible el tratamiento.

Habrá algunos detalles que tendrás que considerar:

  • Asegúrate de tener un informe médico detallado con tu diagnóstico y los detalles de tu tratamiento oncológico, así como de todos los medicamentos que tienes que tomar
  • Si eres portador de un Port-A-Cath (PAC), lleva contigo la tarjeta identificativa del mismo. Te la  daría el cirujano el día de su colocación. Pueden solicitártela en los controles de los aeropuertos
  • Infórmate sobre que hospitales o clínicas están cerca de tu lugar de vacaciones. Evita así un motivo más de ansiedad si tuvieras necesidad de acudir.
  • Asegúrate de llevar los teléfonos de tu equipo médico. Puedes necesitar ponerte en contacto con ellos
  • Prepara con cuidado toda la medicación que necesites habitualmente y no la olvides para tu viaje

A tener en cuenta según las características del viaje

  • Si tu viaje es a un país extranjero, deberás informarte sobre la necesidad de vacunación y si es así, antes de nada, pregunta a tu oncólogo
  • Si tu viaje es a un lugar soleado o a la playa, deberás llevar cremas de protección solar, gorra y todo lo preciso para protegerte del sol. Algunos tratamientos de quimioterapia y la radioterapia y hasta algunos antibióticos, aumentan la sensibilidad al sol. Deberás en ese caso evitar la exposición al mismo
  • Si vas a realizar un viaje en avión de larga duración: estos viajes se asocian a un cierto riesgo de trombosis para cualquier persona, y este riesgo puede aumentar en algunos tumores y con algunos tratamientos. Coméntalo con tu médico. De cualquier forma, lleva ropa cómoda y no apretada durante el vuelo. También es bueno caminar por la cabina del avión de vez en cuando. Puedes mover de vez en cuando las piernas para favorecer la circulación. Bebe abundantes líquidos durante el vuelo para mantenerte bien hidratado.

Planifica todo esto con tu familia o acompañantes de viaje para que todo el mundo tenga la información precisa

«No renuncies a realizar un viaje o a unas vacaciones sólo por estar en tratamiento. Estas escapadas pueden llegar a tener un gran valor terapéutico y te pueden ayudar a seguir adelante con ánimo.»

 

2019-08-16T12:12:35+01:00